Mi gente, mi quebranto

corre la sangre sin poderse coagular

salpica aquellas manos indiferentes

angustia la impotente sed de justicia

y mi pueblo sigue sumando sus muertos

ancianos trabajando bajo el sol

y los viles chantajeando su sudor

esta gente no ha bajado sus machetes

por amor al campo y sus cimientes

afanosos sacrifican su descanso

por el hambre de sus hijos esperando

va la doña con canasto en la cabeza

y la cria más pequeña colgada de su mano

se detiene a darle agua a su criatura

y tres balas le roban el aliento y su sustento

era amiga de la niña toña

la tortillera de la champa del parqueo

ha reunido para el maiz de la semana

y a punta de pistola le exigen su cuota

ya vivimos de fiado en esta lucha sin aliados

ya somos presos en las casas

presa fácil cuando andamos por la acera

y mi gente sigue sumando sus muertos

pobre pepe ayer tenía apellido

hoy solo es un número sin sonido

pobre gente, la gente de mi pueblo

que trabajan para sí y ganan para lo ajeno

pobre gente, la gente de mis días

porque hoy no sabemos cuando

vamos a trabajar

o vamos a nuestro entierro.

Anuncios

Un comentario en “Mi gente, mi quebranto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s