nada nuevo

y fueron extensiones inmensas de paz

praderas interminables de simple belleza

calles y aceras repletas con sabor de amar

cielos razos de calida y profunda entrega

son tantas palabras que armaron su azar

los mil desperdicios de sus convicciones

los bultos de acciones sin terminar

aquellos bocetos llorando a montones

guarda en su memoria la recta final

los tiempos que bailan en su dormitorio

busca en sus sábanas de arena y de sal

los besos que ahogan su fiel repertorio

probó tantas noches andar sin llegar

que clavó sus desganos en sus cicatrices

habló como quien huye del mal

dejando una estela de amor sin raices

no tengo ahora nada por contar

el día está lejos de mi horizonte

me entrego completo a descanzar

del rencor que enciende la luz de mis noches

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s