trastorno

y en la sátira de un bullicio se ruboriza la razón

con entretenida gracia trastoca su corazón

va brincando de cuclillas en su honor la distracción

¡no le escuches! gritan todos a unísono de voz

pero no se vive, no se ama, sin tener la vocación

no se espantan los misterios sorpresivos del amor

¿quien se queda con tus frutos? ¿a quien le das tu corazón?

no aceptes las sonrísas sin partos en el alma por favor

si te quedas a la hora de la cena invito yo

pero huye de mis ojos tan atentos al descuido

¡hay mucha gente empujando y haciento tanto ruido!

tantas luces por la calle y en mi casa ni un bombillo

este día es la premonición de un mañana arrepentido

estas letras son las sombras de mis dedos sin sentido

este paso me interrumpe nuevamente el camino

encontré ya mi sendero, encontré ya mi silvido

no se trata de entender la naturaleza de este escrito

sino la locura tan vivaz que me caldea los sentidos

es el iris de mis ojos dilatados en tu nada tan de nadie

son los ecos de unos pasos que se van sin dar detalle

que te espante la elocuencia transtornada de mis versos

o insinúa cualquier gesto simulando entenderlo

que justamente no vengo ni a esto, ni a aquello

solo vomito pensamientos en el medio de mis sesos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s