Cejilla de mi guitarra. Mar y cielo. Sonido y silencio

tú, sendero de noches perdidas y años de fuego

monólogo de madrugada que apaga el invierno

tú, olores de bellos recuerdos y sabores de ensueño

borde de mis versos, oreja de mi jarra, seda de mis dedos

Dolor de primavera. Candor de mil hogueras

tú, caricia que ayuna mi existencia. Mi canto y mi cena

Soledad y alevosía. Mi justicia con reservas y sentencia

tú, mi dócil compasión en tiempos de bonanza

mi caricia redimida. Mi candor, mi perdón, mi esperanza

La plena seducción de mis placeres. Mi furor

tú, destello, sombra, cadencia, orgullo, agonía

sobriedad y embriaguez. Tersa, limpia, mía

tú, que me arrancas el oxígeno con tu voz

que golpeas los segundos en tu honor

tú mi inspiración, mi pasión, mi amor

Anuncios

Un comentario en “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s