Adiós

 

Una silla,

una mesa,

una taza

con café.

Un cigarro

encendido

humeando.

Cenicero.

 

Silencio.

 

Solamente

el tic tac

de un reloj.

Una carta,

una vela.

Más silencio.

Una espalda

desnuda,

jorobada

de esperar.

Brisa

entrando

por la ventana,

aire

sin oxigeno.

 

Soledad.

 

Una pistola,

en su mano

y en la otra

firmando,

la carta

que le despide.

Quiere irse,

descanzar

de tanta pena

de tanto mal

Se sonríe.

Y la llama

de la vela

baila sin parar.

 

No lo piensa,

lo necesita,

no pide disculpas,

llora

de felicidad.

 

Muerte.

 

Anuncios

2 comentarios en “Adiós

  1. Me encanta por la métrica en sí.
    De hecho, actualmente he realizado algunos poemas similares para algún concurso y son muy bien aceptados. Te vengo siguiendo desde hace tiempo, Sergio. Busca un patrocinador y que intenten editar tus poemas, vale la pena. Llegas al alma de mcuhas personas.

    Un fuerte abrazo de Quino desde Galicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s