cielo opaco

las gotas de rocío purgaron sus ojos

trastabillantes por tanta incapacidad

los grises de su voz pasmaron su aire

dejándo caer los sueños marchitos

 

y mi silencio ya no se escucha igual

soplando va entre mis manos sin más

meciendo el cadaver de un mañana

con el tiempo marcado bajo mis ojos

 

sus brazos firmes menguaron de mí

en la llovizna de sangre coagulada

abonando el llanto que inundó su cielo

filtrando cansancio en lo agudo de su alma

 

mis intentos mutilaron lo trillado

insultando la paciencia de seguir

la cautela del demonio del pasado

fracturó el cristal que me sostenía

 

y colgados con sus sueños ya cansados

dimitieron por vez última y para si

estos días son eternos y cargados

de los años que nunca pude vivir

 

es la tibia brisa que delata

esta lenta tempestad que desaté

siendo con el viento queda mucho por decir

pero el polvo ya cubrió y lo bello se corrompió

 

ya no hay delirio que sofoque mi pensar

ya no hay mas olores en el aire

solo el cielo opacado de tanto brillar

solo mis dedos orquestando mis tristezas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s