No

son estas horas que no dejan de pasar

es este viento que no deja de gritar

es el silencio que no deja de mirarme

son tus ojos que acribillan mi pensar 

es la injusta batalla que de paso pierdo

la comezón de tus acciones sin perdón

el obstaculo tan absurdo de tus brazos

las indicaciones que nunca puedo cumplir 

son las ideas que te envenenan la sonrísa

el desamor pregonando su llegada

la hostilidad de tus preguntas sin respuesta

los vacíos de mis manos por tu piel 

las verdades que no se dejan creer

las mentiras enmarcadas en la pared

los desganos tintineando en la cena

son tus dedos diciendome que no 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s