Impaciente

tus aires de invierno cantando en lo incierto
tus sombras durmiendo al calor de mediodía
tu risa silvestre saltando al compaz de la lluvia
tus juegos de azar rodeando mis cuentos sin fin

ahora tu nombre se me desborda por dentro
y en tu humanidad reverdecen los sueños
combinas el canto con el llanto sin alevosía
y te ciernes como rocío en mi pleno desierto

juntas de a poco las letras que precísa mi oído
las notas pintadas en tu voz dilatan mis sentidos
tus pausas de tiempo carcomen mis huesos
y entonces advierto que en ti me reinvento

dormito en la sobria franqueza que invita
a purgar estos versos que en tus ojos habitan
y te admito, quiza con un leve ardor de ironía
extrañé tu silueta aún cuando no te conocía

y tus días se me van de la mano a raudales
y a cuenta gotas me vierto en este viaje
respiro, transpiro y corro buscando contrastes
una leve osadía que apañe el desaire

a veces resigno a entenderte impaciente
a navegar tu contorno con simple mirada
a veces valiente me icendio la mente
de verte a los ojos y embestir tus coartadas

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s