Inopia

Me dispongo a colgar una vez más mis intentos

a desnudar mi alma en este gélido invierno

Me dispongo nuevamente a apostarle a las causas

Esas que antes de firmar ya parecen perdidas

 

Y no sé si me condeno o acaso resuelvo oportuno

ya no sé si sus mis bordes me tiñen los sueños

Pero muy temprano y muy tarde he retraído la mirada

Ahora que cae la noche y no puedo abordar el regreso

 

¿cómo debo entonces trascender de mí mismo?

Si eludí las leyes más tradicionales y ligeras del ser

¿cómo se alcanza tal estado de inconciencia?

Después de haber tocado el cielo sin pretender

 

Me dispongo entonces a buscar el exorcismo

El tibio abrigo de la soledad acompañada

Me acuso de haber perdido la mayor de mis batallas

Aún cuando tuve la victoria entre mis dedos

 

Doy la media vuelta y recojo mi proceder

Olvido los créditos de la herencia que gané

Rasgo mi voz quebrantada muriendo por perdón

Y me instalo en el exilio que busqué sin convicción

Anuncios

Un comentario en “Inopia

  1. Bastante bravo es tan solo hacer un intento -es igual sobre qué, en verdad… ; suerte la mía que me dispuse a pasear por este tu (mi) punto de quiebre, porque sí, todos tenemos uno, quizá en el intento de refrescar mis adentros.
    De esto dejo testimonio al acercarme, hoy.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s