Agosto y sus consecuencias

la melancolía circunda cual neblina decembrina,

el sollozo palpita sordo bajo mi distraída camisa

las gotas hunden un barquito de papel con poesía

y mi cabeza va hinchando pensamientos de no dormir

 

nunca supe desprenderme de las promesas añejas

de los aires dominicales que acariciaban mi sonrisa

nunca entendí lo inevitable, los inicios, los finales

todo aquello que perdía importancia en su compañía

 

los cuentos cortos ocuparon la historia completa

gastaron las horas que conservé para descansar

los días se filtraron como brisa sobre mi cabeza

como besos adolescentes tras cerrar la puerta

 

ahora resuelvo, concluyo que el tiempo terminó

que las deudas de lo bello apagaron hoy el cielo

ahora comprendo, desisto y entrego el infortunio

la felicidad tan corta que terminó antes de empezar

 

aunque si tuviera uno solo de aquellos días

andaría muy despacio por el borde de su risa

y si tuviera uno solo de los besos de su boca

buscaría en la locura, la razón para volver

 

más ahora me pierdo, tal vez por un momento

o por una vida que se adhiere a esta llovizna

doy un paso atrás con desesperada desidia,

solo un poco de cordura en tanta incomprensión

Anuncios

Un comentario en “Agosto y sus consecuencias

  1. Es cierto: agosto, a veces, es un paso atrás; atrás en el verano y adelante parta adentrarse en la melancolía y el otoño.
    Un texto precioso!
    Un abrazo, Sergio
    Pura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s