Asomo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Yo me fumo tus huesos, la esencia de lo que te guardas

Esas manías tan tuyas de no ceder ante el misterio de un beso

Las agonías que se pierden desvanecidas en mis intentos

Los soles nublados que calientan menos que tus manos

 

Y te entrego las cuentas de lo que nunca aceptas

Las sumas de lo incierto en un molde de cartón

Alegando cuanta sonrisa tu desgano me permita

Contemplando tus ojos sin apuro por divisarme

 

Pero este cuento es el mismo que nunca entiendo

Es la lluvia que degrada poco a poco aquel color

Ya las líneas del discurso se revientan entre sí

Lo trillado de su antojo las convierte en frustración

 

E invierto un par de años en papeles principales

Audiciones que de tanto, de memoria me las sé

Más no encuentro aquel camino que conduce hasta tu risa

Ni las lunas que me den alguna gota de su miel

 

Corazones que se inventan cada uno su estrategia

Divisiones invisibles que decoran nuestro andén

Creo que es hora de ir pagando las apuestas

Tu pasión no pesa tanto como el ocio de tu ser.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s