Convengo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

convengo asirme a tu estrecho querer

selectivo, como la innecesaria suerte

simple, como agua después de la sed

fugaz, como los bordes del atardecer

y no es que olvide yo los arrebatos

los muertos moderando la avenencia

los ecos de tu voz arrugando los intentos

o las deudas que cobraste ad honorem

es más bien, purgar las emociones

combatir la parsimonia con desgano

eludir la inevitable inconformidad

los días feriados y los domingos sin sal

convengo esperar el invierno bajo techo

los sauces no morirán para ese entonces

ni las nubes danzarán más alto

es cuestión de tiempo y un poco de cuero

para que los años me acomoden el desvelo

y los huesos achaquen mis remordimientos

convengo que quiero dejar de quererte

y mientras tanto lo logro, te quiero.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s